Wednesday, July 26, 2006

Religión: Biblia de Jerusalén. Abuso de genitales en menores.

Génesis 17
11 Os circuncidaréis la carne del prepucio, y eso será la señal de la
alianza entre yo y vosotros.

12 A los ocho días será circuncidado entre vosotros todo varón, de
generación en generación, tanto el nacido en casa como el comprado con
dinero a cualquier extraño que no sea de tu raza.

13 Deben ser circuncidados el nacido en tu casa y el comprado con tu
dinero, de modo que mi alianza esté en vuestra carne como alianza eterna.

14 El incircunciso, el varón a quien no se le circuncide la carne de su
prepucio, ese tal será borrado de entre los suyos por haber violado mi
alianza.
...
23 Tomó entonces Abraham a su hijo Ismael, a todos los nacidos en su
casa y a todos los comprados con su dinero - a todos los varones de la casa
de Abraham - y aquel mismo día les circuncidó la carne del prepucio, como
Dios le había mandado.
...
25 Ismael, su hijo, era de trece años cuando se le circuncidó la carne
de su prepucio.

26 El mismo día fueron circuncidados Abraham y su hijo Ismael.

27 Y todos los varones de su casa, los nacidos en su casa, y los
comprados a extraños por dinero, fueron circuncidados juntamente con él.


Éxodo 4
25 Tomó entonces Seforá un cuchillo de pedernal y, cortando el
prepucio de su hijo, tocó los pies de Moisés, diciendo: «Tú eres para mí
esposo de sangre.»


Levítico 12
1 Yahveh habló a Moisés y dijo:

2 Habla a los israelitas y diles: Cuando una mujer conciba y tenga un
hijo varón, quedará impura durante siete días; será impura como en el
tiempo de sus reglas.

3 Al octavo día será circuncidado el niño en la carne de su prepucio;

4 pero ella permanecerá todavía 33 días purificándose de su sangre.
No tocará ninguna cosa santa ni irá al santuario hasta cumplirse los días de
su purificación.

5 Mas si da a luz una niña, durante dos semanas será impura, como en
el tiempo de sus reglas, y permanecerá 66 días más purificándose de su
sangre.

6 Al cumplirse los días de su purificación, sea por niño o niña,
presentará al sacerdote, a la entrada de la Tienda del Encuentro, un cordero
de un año
como holocausto, y un pichón o una tórtola como sacrificio por el
pecado.


7 El sacerdote lo ofrecerá ante Yahveh, haciendo expiación por ella, y
quedará purificada del flujo de su sangre. Esta es la ley referente a la mujer
que da a luz a un niño o una niña.

8 Mas si a ella no le alcanza para presentar una res menor, tome dos
tórtolas o dos pichones, uno como holocausto y otro como sacrificio por el
pecado; y el sacerdote hará expiación por ella y quedará pura.


Libro I Samuel 18
25 Respondió Saúl: «Decid así a David: No quiere el rey dote, sino
cien prepucios de filisteos para vengarse de los enemigos del rey.»
Tramaba el rey hacer sucumbir a David a manos de los filisteos.

26 Los servidores comunicaron a David estas palabras y la cosa
pareció bien a David para llegar a ser yerno del rey. No se había cumplido
el plazo,

27 cuando se levantó David y partió con sus hombres. Mató a los
filisteos, doscientos hombres
y trajo David sus prepucios que entregó
cumplidamente
al rey para ser yerno del rey. Saúl le dio a su hija Mikal por
mujer.


Libro II Samuel 3
14 Envió David mensajeros a Isbaal, hijo de Saúl, para decirle:
«Devuélveme a mi mujer Mikal, que adquirí por cien prepucios de
filisteos.»


Jeremías 4
4 Circuncidaos para Yahveh y extirpad los prepucios de vuestros
corazones, hombres de Judá y habitantes de Jerusalén; no sea que brote
como fuego mi saña, y arda y no haya quien la apague
, en vista de vuestras
perversas acciones.


Posteriormente en el nuevo testamento se suavizaría esto, de manos del personaje Pablo de Tarso, a raiz de dos cartas (espístolas, incluidas como libros del N. T.) al pueblo Corintio. Esto supuso una relativización de la importancia de estas prácticas frecuentes, motivo, por el cual fue perseguido por los judios de la época. En la actualidad *casi* todos los judios circuncidan a sus hijos varones igual que hace milenios:

"Este mandamiento biblico exige que cada judío de sexo masculino ingrese en la ‘Alianza de Abraham’ (Gen. 17:9-14) poco des­pués de su nacimiento. La operación consiste en el corte del prepucio del niño, en buena salud, cuando tiene ocho días de vida; si se pospone, la operación deberá tener lugar tan pronto como la salud del niño lo permita. La realiza un mohel autorizado, que recibió instrucción para esa tarea y el padrino (sandak) mantiene al niño sobre sus rodillas. Una Silla de Elias especial, heb. kisé shel Eliyáhu desempeña un papel simbólico en el berit milá y aunque no se la utiliza en realidad, el mohel hace referencia a ella antes de la operación. La asociación de Elias con la ceremonia se basa en una interpretación didáctica de pasajes bíblicos (p.e. 1 Reyes 17:17-24; 19:10,14). Una vez completado el berit el niño recibe su o sus nombres hebreos. Si la hemofilia prevalece en la familia, la circuncisión no se lleva a cabo. El lugar elegido para la ceremonia puede ser una sinagoga o una habitación privada en un hospital o en la maternidad. La circuncisión forma parte de la ceremonia de conversión al Judaísmo para un prosélito de sexo masculino. En el caso en que esa persona ya haya sido circuncidada (por ejemplo por razones de salud) el mohel hace brotar una gota de sangre simbólica."
- Judaismo de la A a la Z. Yacob Newman, Gabriel Siván

0 Comments:

Post a Comment

<< Home